A pesar de que las condiciones políticas, económicas y sociales han cambiado, está latente el riesgo en aquellas personas cuya posición política, social o económica son objeto de intervención de actores al margen de la ley, se requiere de actitudes disuasivas o de alerta que disminuyan o prevengan el riesgo frente a la integridad de estos.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment